Helen Duncan vidente

Agosto 13, 2016 Horóscopo | Tarot No Comments

Primeros años de Helen Duncan vidente

Primeros años de Helen Duncan vidente

Primeros años de Helen Duncan vidente

Helen Duncan vidente nació en Escocia, en Portshire en el año 1898. Sus padres eran de muy escasos recursos, por lo que fue necesario que Helen trabajara desde temprana edad; al tener alrededor de veinte años, se caso con un hombre que trabajaba en los campos, pero su marido se enfermo del corazón lo que la llevo a hacer trabajos manuales para sobrevivir.

Desde niña, Helen Duncan presento habilidades extrañas como poderes psíquicos, ya que en aquella época toda actividad no aprobada por la comunidad era condena, sus padres no permitían que demostrara que era diferente, ni mucho menos la animó a desarrollar sus habilidades de videncia.

Inicios como médium

Inicios como médium

Inicios como médium

Para el año 1930, Helen Duncan empezó a hacer predicciones a personas cercanas a ella, se empezó a hacer más reconocida y la Unión Espiritual Nacional (SNU) el impulso a dar declaraciones publicas de sus habilidades extraordinarias, dándose a conocer como una psíquica notable.

Sus habilidades pasaron de hacer predicciones a la posibilidad de comunicarse con los espíritus y que estos se presentaran materializados. Gracias a su mentor, Albert Stewart, aprendió a dominar la comunicación con espíritus a la materialización de los mismos, ya que el presentaba la misma habilidad y también `podía dar detalles sobre el pasado, presente o futuro de las personas con gran fluidez y exactitud.

Durante las sesiones en la comunicación con espíritus, algunos de ellos daban explicaciones de cómo habían fallecido y decían sus nombres, incluso mencionaba a alas personas que habían conocido mientras estaban con vida, los testigos de aquellas sesiones escribían todo para luego comprobar si aquellas personas realmente existieron y si los detalles eran ciertos.

Cuando las sesiones se realizaban con la familia y amigos de los fallecidos que se materializaban, ellos se podían acercar para saber si comprobar que definitivamente estaban comunicándose con ellos y observar si los rasgos físicos eran similares. Uno de los casos mas asombroso de la desmaterialización de un espíritu, fue el caso en que uno de ellos empezó a desintegrarse desde los pies hasta la cabeza y esta cayo como bloque al suelo, impresionando a todos los presentes.

Sesiones de materialización

Sesiones de materialización

Sesiones de materialización

Helen Duncan vidente, llego a materializar no solo personas, sino también animales como loros, perros y gatos, a petición de sus dueños con quienes habían creado un vínculo.

En el caso de la materialización de seres humanos, estos se presentaban vistiendo largas túnicas blancas que parecían brillar, en algunos casos golpeaban su pecho para demostrar que se encontraban allí de manera física e incluso llegaron a hablar, aquellas voces eran totalmente diferentes a las de Helen Duncan o la de su mentor, lo que lo hacia mas creíble e incluso ratificaba que era la presencia de aquellos que habían fallecido.

Un testigo de una de las sesiones de la médium, afirmo que mientras ella se encontraba en trance cuando materializaba a una persona, de su nariz, boa, orejas y plexo solar salía ectoplasma, que aquel testigo llego a tocar, afirmando que se trataba de un liquido viscoso y espeso que se iba volviendo rígido cuando Helen dejaba el trance, además que era de un color blanco que no reflejaba la luz de la lámpara que iluminaba la habitación.

Sin trucos en las sesiones de Helen Duncan

Sin trucos en las sesiones de Helen Duncan

Sin trucos en las sesiones de Helen Duncan

Después de que Helen Duncan vidente se iba volviendo más famosa y reconocida como una de las pocas médiums con la habilidad de materializar a los muertos, las inspecciones a su cuerpo antes de cada sesión se fueron volviendo más exhaustivas. Para verificar que la médium no escondiera nada en su ropa, era examinada por varias mujeres y cambiaba su ropa por prendas ajustadas y botas.

Los testigos también empezaron dudar que el ectoplasma fuera real y que solo se tratara de una especie de gaza que ella ingiriera antes de cada sesión para luego regurgitarla, se le fue realizado un examen medico en que se le hicieron placas del esófago; en aquel examen se obtuvo como resultado un esófago normal y sin ninguna adulteración o truco, de hecho se comprobó que era imposible que ella pudiera tragar la gasa en tanta cantidad sin ahogarse para luego regurgitarla.

Mas allá de los exámenes médicos y o contentos al quedar sin pruebas de fraude, algunos testigos pidieron a Helen Duncan que ingiriera barras de metileno para que todo lo que proviniera de su estomago fuera teñido de azul y así comprobar que el ectoplasma no fuera una sustancia gástrica. Aquel experimento demostró que el ectoplasma no provenía del estomago de Helen, pues este salió por todos los orificios de su cuerpo y de manera intacta, sin presentar ninguna coloración y de la misma manera que las veces anteriores.

A pesar de todas las controversias hacia las sesiones de Helen, ella pudo seguir practicándolas sin problemas ya que no había sido comprobado ningún tipo de fraude, hasta el año 1944, el penúltimo año de la según Guerra Mundial.

Para aquella época, Helen fue invitada a varias presentaciones en Portsmouth, apareciendo por primera vez el 14 de enero, aquella presentación tuvo más de treinta personas que acudieron a ver a Helen. Antes de la sesión, la aclamada médium fue rigurosamente examinada por casi diez mujeres del local.

Al iniciar la sesión, Helen fue introducida en una cabina, donde se preparo para iniciar la materialización, luego aparecieron dos figuras de personas y cuando estaba iniciando la tercera aparición, se levanto un hombre de la tercera fila que resulto ser un policía e intento tocar a una de las figuras que apareció, después otro policía saco una linterna y toco un silbato, en aquel momento todo un grupo de agentes policiales lleno el lugar.

En aquel evento se inicio una orden de arresto contra Helen, fue amarrada con 30 metros de cuerda. Después tuvo que cumplir su condena por brujería durante varios años, volviéndola una mujer amargada, si se comprobaba que lo que hacia era rala, entonces seria encarcelada por vagancia. La ley en contra de la brujería fue abolida muchos años después.

Artículos relacionados: