Marcell Belline vidente, el aclamado príncipe de los videntes

Julio 24, 2016 Horóscopo | Tarot No Comments

Marcel Belline, mejor conocido por su oficio Marcell Belline vidente, fue un famoso clarividente francés de la década de los 50, 60 y 70 que para muchos llego a ser uno de los más grandes médiums del siglo XX.

Nació en el año 1924 proveniente de Francia de una familia burguesa muy apasionada por el arte y la historia. Su padre un anticuario o coleccionista de arte e historia fue quien le inculco este gusto por las antigüedades, heredándole su oficio y el negocio familiar. Belline muere a sus 70 años luego de una larga  vida y aportes a la historia de la videncia.

Los comienzos de Marcell Belline vidente, un anticuario que encontró su destino peculiarmente

Los comienzos de Marcell Belline vidente

Los comienzos de Marcell Belline vidente

A temprana edad comenzó a entusiasmarse por la historia, por aquellos objetos y acontecimientos que prevalecían a pesar del paso de los años, una pasión que lo llevo a descubrir un don que tenía oculto.

Con tan solo dieciséis años Marcell Belline vidente se encontraba siguiendo los pasos de su padre; mientras asistía a la escuela secundaria, se dedicaba conjuntamente a la compra y venta de artículos históricos y antigüedades al por mayor.

Fue debido a esta profesión que Marcell se tropezó con lo que se podría llamar como la base o inicio de su destino en una vida muy exitosa en el campo de la videncia; Belline de una manera muy curiosa se topó con el famoso Oráculo de Edmond, un reconocido mago del siglo XIX.

Debido a su búsqueda de objetos exóticos y extraños, Belline recibió un regalo de uno de sus clientes. Este consistía en un manuscrito antiguo el cual databa de más de un siglo de antigüedad, el cual había pertenecido a la familia de su cliente  desde hacía muchos años.

Al examinar el paquete, Marcell Belline vidente se dio cuenta de que se trataba de un manuscrito del célebre mago  Edmond, un famoso vidente del siglo XIX, acompañado de una baraja antigua de cartas, las cuales se enseñaban a utilizar en el mismo manuscrito.

Diferentes teorías sobre el comienzo de Marcell en el mundo de la videncia

Diferentes teorías sobre el comienzo de Marcell en el mundo de la videncia

Diferentes teorías sobre el comienzo de Marcell en el mundo de la videncia

Algunas teorías difieren sobre que objeto fue el que encontró Marcell Belline vidente aquel día; se dice que el mismo afirmo que lo que encontró no fue un secreto o algún libro de conjuros, sino más bien un libro diferente que abrió sus ojos a un nuevo mundo.

Un manuscrito firmado por Jean des Vignes Rouges, titulado como Essai De Chiromancie Moderne que se traduce a Ensayo de quiromancia moderna, publicado en enero del año 1935.

Para muchos otros esta teoría es correcta respecto al manuscrito pero afirman que Marcell se descubrió a si mismo, hallo aquel don que yacía dormido en su interior mientras se encontraba hospitalizado en un sanatorio y que además este hecho lo hizo tomar conciencia de su don.

La estadía en el hospital, su primera premonición

La estadía en el hospital, su primera premonición

La estadía en el hospital, su primera premonición

Luego de enfermar gravemente, Belline recibió resultados médicos nada prometedores, por al parecer un tipo de neumonía, por lo que era necesario que fura internado en algún sanatorio.

Cuando su salud se encuentra en un punto crítico, los médicos se preocupan y notifican que Marcell Belline se encuentra gravemente afectado, por lo que se deprime esperando su momento pero el destino de Belline toma un giro inesperado.

Algunos lo consideran su primera premonición; mientras yacía tendido en cama, Belline es invadido por una visión en la cual ve a un paciente cerca de su habitación, plagado en el piso con un dolor severo, debido a que estuvo varios meses en cama no reconoce el rostro del hombre.

De un impulso se levantó y alerto al personal de lo que sucedía, los enfermeros se dirigieron al lugar y precisamente encontraron a un hombre que yacía en el piso retorciéndose del dolor.

Según el informe médico el hombre sufría de una obstrucción intestinal, el personal agradeció a Marcell Belline vidente e incluso afirmaron que de no ser por su alerta aquel hombre hubiese muerto.

Belline acepta su don y abre un gabinete personal para compartir sus cualidades

Belline acepta su don y abre un gabinete personal para compartir sus cualidades

Belline acepta su don y abre un gabinete personal para compartir sus cualidades

El vidente mismo afirmo que el proceso de aceptar su don fue muy lento debido a la oposición de su padre ya que era muy estricto con respecto a estos temas de ciencias ocultas y demás, solo deseaba que Marcel Belline atendiera el negocio familiar.

Luego de que su padre falleciera Belline por fin decidió tomar su profesión enserio, pensando en su propio bienestar lejos de las críticas de su familia, por la idea de su difunto padre de que no sería más que un adivino de feria o algún aprendiz de brujería.

Marcell decide abandonar el negocio familiar e ignorando la presión de la familia continua ampliando su conocimiento con diferentes investigaciones en materia de adivinación, profundizando en la numerología, el tarot, la grafología, astrología y en especial la quiromancia.

Luego de algún tiempo ayuda nuevamente con el negocio de anticuario el cual está floreciendo, aunque según Belline lo clasifica como un trivial éxito comercial. Su verdadera pasión era por las artes ocultas, el hecho de sentir tocar las almas le producía una enorme curiosidad, una especie de radar hacia lo oculto.

Para mediados del año 1955 abrió un gabinete de clarividencia en París, donde ejerció su profesión brindando consultas a un gran número de clientes hasta mediados de los 80.  Marcel Belline vidente se convierte en  cuestión de meses un auténtico especialista en la interpretación de las líneas de la mano.

A muchos les parece curioso que Belline abriera su oficina en la Rue Fontaine 45, del 9no distrito muy cerca de donde se ubicaba el gabinete de Edmond el cual se localizaba en el número 30 de la misma calle donde ejerció su carrera por varios años de su profesión.

Aunque resulte curioso es un hecho que Belline se valió de su primer encuentro con Edmond para interesarse por lo oculto, experimentando con la baraja. Marcell tomo la oportunidad que se le dio y la aprovecho afirmando que nada llega a nuestras manos por casualidad.

Artículos relacionados: