Arcanos menores: Caballero de Espadas y Caballero de Copas

Enero 6, 2016 Tarot

Los otros dos caballeros son el Caballero de Espadas y el Caballero de Copas. El primero se caracteriza por ser un caballero que monta su caballo de carrera que galopa a todo la velocidad posible, siendo exigido por el mismo jinete. Van al ataque en carrera contra el viento.

Caballero de Espadas y Caballero de Copas

Caballero de Espadas y Caballero de Copas

El Caballero de Espadas sostiene su espada con coraje, dispuesto a dar su vida por lo que cree y enfrentar a sus enemigos. Su capa y plumas del yelmo son de color rojo, demostrando su valor y pasión con que está defendiendo su causa.

Este caballero representa la agilidad, libertad, la defensa de ideales. Movimientos rápidos y audaces para la defensa de lo que él cree. Es un guerrero entusiasta y con buenas intenciones.

Si esta carta aparece invertida indica cambios rápidos y espera a que se ajusten a ellos. Ir en contra de todo. Lucha por ideas y amor, hasta el punto de contrarrestar la corriente, e inclusive herir a otros.

Este caballero por en cambio, monta un caballo de paso. Está dispuesto a cruzar un riachuelo, ya que las aguas son símbolo de emociones bien dirigidas; mientras mira enfrente elevando su copa. Se puede estar dirigiendo al encuentro del amor y asociaciones constructivas.

En su yelmo y talones cuenta con una alas de Mercurio, indicando que él viene con noticias y oportunidades. En su ropaje, los peces rojos señalan la sensibilidad y pasión del caballero.

Esta carta representa el idealismo, la fe y la delicadeza. Además puede indicar interés romántico o la búsqueda de uniones. Alguien con espíritu artístico, poético o de ingenio. Alguien que está dispuesto a arriesgarse por sus sueños y también disfruta de los placeres.

Esta carta invertida puede indicar engaño y pereza, así como libertinaje y una actitud muy despiadada. Son personas perezosas y lentas. No asumen responsabilidades y crean barreras con el mundo. No hace nada para llegar hasta sus sueños y deseos y suele solo actuar bajo presión. Relaciones sin concluir o un enganche a emociones pasadas. Poca consideración con los demás, son seductores egoístas.

Artículos relacionados: