Cartas de Tarot, La Justicia

Octubre 25, 2015 Tarot

La justicia corresponde al arcano número 8 en el tarot. Esta carta representa la figura de una mujer, con una corona y con una espada en la mano derecha y en la otra mano sosteniendo una balanza. Algunas veces puede representarse por una figura alada, lo que significa poder celestial. La mujer cuenta con un velo en los ojos que quieren referirse que la justicia no distingue y es justa sin importar que. Su espada simboliza la fuerza que tiene la justicia sobre todo; su balanza se refiere al equilibrio y la corona es el poder. La cara la figura está expresando equilibrio y serenidad al mismo tiempo.

La Justicia

La Justicia

Asemejándose a otros arcanos mayores, esta carta del tarot cuenta con dos columnas detrás de la mujer al fondo y un manto, al tiempo que se puede encontrar sentada en una silla con las dos columnas sugeridas y un manto, algunos tarot cuentan con esta figura sentada en un podio; sin embargo, en el tarot de Marsella, se encuentra en el campo.

Una lectura de esta carta puede significar la moralidad e integridad, moderación, equidad, virtud, sensatez, regocijo por éxitos logrados; en cambio la lectura de la carta inversa quiere decir: abuso, perjuicio, intolerante, testimonios falsos, injusticia.

La Justicia se conoce por representar el equilibrio, rigor y la igualdad. Lo desfavorecedor de esta carta es su lentitud y poco dinamismo. También, en algunos casos simboliza la fatalidad porque se refleja al significar que: todo pasará o llegará su momento. En la cabalística lo asocian a la letra Cheth, el signo Libra y obviamente con el número 8. En la esotérica refleja a Cáncer, por asemejarse en su necesidad de perfección, equilibrio y armonía. Sus elementos son el Agua y la primavera.

En la numerología el número 8, quiere significar la igualdad, siendo que es 4+4, equilibrio, equidad y positivismo. Existe también un significado en los tres planos: en el espiritual es la perfección, la encarnación del espíritu que ahora se encuentra en lo material, al igual que la iluminación es parte de ella; en el plano anímico, es la superación individual y de egoísmo, al igual que integrar el ego en el superego; en el plano material, es mantener el equilibrio entre las fuerzas confrontadas.

Artículos relacionados: