Carta Natal: primer septenio

Febrero 25, 2016 Horóscopo

La Carta Natal es una semilla, esta nos sugiere que podemos ser cada uno de nosotros. Pero, que este potencial se desarrolle o no se desarrolle depende de cada uno. Sin embargo, existen diferentes momentos y tiempos que posibilitan este desarrollo.

primer septenio

primer septenio

El astrologo se encarga de analizarnos detenidamente como si se tratara de un reloj viejo, por periodos y ruedas, estudiando los planetas y ciclos que estos generan. Los periodos de siete años son los más reconocidos, marcando un septenio particular. Tal como lo dice la meteorología, ayudándonos a programar según indique el clima, la astrología nos asiste para entender y poder aprovechar de mejor manera los tiempos de la vida.

Por los avances tanto médicos como tecnológicos, se puede establecer que los 84 años son el promedio esperado de vida. Entonces, empecemos a analizar los septenios comenzando por los 21 años.

A partir de los 21 años, periodo considerado de juventud como un tesoro o ¿no?

¿Qué dirá el reloj planetario? Urano y Saturno hacen cuadraturas entre ellos, pero ¿Qué significa esto? La sociedad nos está exigiendo respuestas responsables. Este momento es el de la mayoría de edad, así como definir profesiones o formalizar una pareja.

Aquí estamos viviendo una tensión por lo que nos exige la sociedad sobre el compromiso, al igual que la estabilidad y la responsabilidad, pero claro, esto se enfrenta con la necesidad que sentimos de contar con nuestra propia libertad, tener autonomía y sobresaltar nuestra creatividad.

El clima astrológico nos sugiere que escuchemos ambos impulsos, ya que esta es la clave de mantener una personalidad madura, responsable y vital. En este periodo es difícil integrar ambos deseos, pareciendo contraponerse y nos polarizan de un lado u otro. Inclusive podemos llegar a crear estereotipos: alguien rebelde o alguien totalmente opuesto.

El polo que sobra y no se integra, puede compensarse en el siguiente septenio. Si en el primero fuimos muy responsables, el ciclo siguiente puede compensar con cortes en las obligaciones que asumimos anteriormente. Si pasa lo contrario, actuaremos de manera tal vez muy excesiva y rebelde, y el siguiente septenio nos compensará con una gran búsqueda de compromisos familiares, afectivos, estables laboralmente, al igual que logros visibles en la sociedad.

Artículos relacionados: