Carta natal: septenio 42 años y 49 años

febrero 24, 2016 Horóscopo

A partir del septenio de los 42 años, el reloj planetario habla de la oposición entre Saturno, Urano y Júpiter. Bueno, esto indica la crisis que conocemos como de la mitad de la vida. Como los planetas son enfrentados entre sí, nosotros también tenemos que mirarnos de frente. Ya no puedes culpar a los demás por tus errores, es el momento perfecto de comprender el verdadero compromiso de lo de uno con la necesidad de buscarlo. Ya no te puedes engañar, la vida te está presionando a cambiar. Nos encontramos a la mitad de nuestra exigencia, preguntándonos si somos lo suficientemente fieles a nuestra persona.

septenio 42 años y 49 años

septenio 42 años y 49 años

El clima astrológico indica buscar los pendientes en la libertad personal, viviendo con autenticidad y sinceridad. La tentación juvenil es posible que vuelva a nosotros, aquí nos polarizamos entre lo que es rebelde y patear sin importarnos nada, defendiéndonos enfatizando en el miedo a cambiar. Si nosotros nos rigidizamos, el destino compensará vinculándonos con personas que pueden ser muy rebeldes e inestables, pero si nos identificamos con el insurrecto, el destino nos recompensará con limite y censura.

A partir de los 49 años, nos encaminamos a lo que denominados “viejazo” o libertad profunda. Pero ¿Qué nos indica el reloj planetario? Urano se encuentra en quincucio ¿Que indica esto? Puede hablar de una cosecha placentera y redituable de lo que se realiza en el campo laboral y familiar.

Por medio de estos logros de expansión y crecimiento aparecerá un estado de gracia y plenitud, sin pensar en lo que no se pudo lograr y nunca será tampoco, disfrutando del destino como tal. Aunque puede suceder lo contrario, si no nos gusta de lo logrado, se puede percibir como una vocación errada, elegida o las personas que acompañan.

En las mujeres es el inicio de la menopausia, viviéndose como la muerte de la creatividad corporal, así como un ritual de liberación para el comienzo de una vida sexual más libre y creativa.

El clima astrológico se vislumbra como un tiempo de liberarse y superar viejos reclamos y tensiones parentales, comenzando a tomar conciencia de ser la generación concreta de la familia.

Artículos relacionados: